INDUSTRIA

VENTAJAS DE LAS PINTURAS DIRECTAS AL METAL (DTM)

PRODUCTOS RELACIONADOS

450 detail f

F-450

detail rapid urki 70

URKI-RAPID 70

detail nox urki

URKI-NOX

sat detail urkistar

URKI-STAR SAT

3798 alfa detail 1 pur

ALFAPUR 3798

alfapur detail 3799

ALFAPUR 3799

nato detail besa

BESA-NATO

sat besanato detail

BESA-NATO SAT

detail pur 3795 alfa

ALFAPUR 3795

detail 1 urkisystem 5l

ALFAPUR 3796

pintado_dtm_directo_al_metal_pintura

La pintura directa al metal o pintura DTM es un tipo de recubrimiento que, como su propio nombre indica, se aplica directamente sobre un sustrato metálico sin necesidad de que la superficie haya sido previamente imprimada. La naturaleza del soporte metálico presenta diferencias con respecto a otras superficies, como la madera o los plásticos, debido a la tensión superficial de este material o el hecho de estar expuesto a fenómenos como el de la corrosión, entre otros factores.

En el siguiente artículo explicamos en detalle en qué consisten este tipo de pinturas, ventajas que aporta su uso, incluyendo algunos ejemplos de pinturas idóneas para cada tipo de proyecto o aplicación.

¿QUÉ VAS A APRENDER?

    ¿Qué es la pintura DTM? Características principales

    La pintura de aplicación directa al metal, comúnmente conocida como pintura DTM, es un tipo de recubrimiento especialmente diseñado para adherirse directamente a superficies metálicas sin la necesidad de una imprimación previa. Estas pinturas han sido desarrolladas con el fin de simplificar y acelerar el proceso de aplicación de pintura sobre una gran variedad de sustratos metálicos (acero, aluminio, galvanizado, etc), garantizando al mismo tiempo un acabado duradero y resistente.

    En otras palabras, a partir de una correcta preparación de la superficie metálica, contaremos con una capa de pintura que actuará como una combinación de imprimación y esmalte de acabado.

    Las pinturas DTM pueden ser aplicadas tanto en superficies metálicas interiores, como exteriores. Ofrecen una buena adherencia, resistencia a la corrosión, protección UV y gran atractivo estético, lo que las hace muy atractivas cuando se persigue un buen equilibrio entre calidad de acabado y productividad en la aplicación, al mismo tiuempo que alargamos la vida útil de la superficie.

    Ofrecen una gran adherencia, resistencia a la corrosión, protección UV y gran atractivo estético.

    ¿Es posible utilizar una imprimación con recubrimientos DTM?

    Como su propio nombre indica, y como hemos apuntado anteriormente, este tipo de pinturas no requieren una capa de imprimación previa para un correcto rendimiento y comportamiento.

    Sin embargo, esta naturaleza no es excluyente. Pueden existir ocasiones puntuales en las que sea aconsejable combinar una pintura de aplicación directa al metal con una pintura de imprimación. Por ejemplo, cuando queremos asegurar un extra de resistencia al sustrato.

    Ventajas de aplicar pinturas directas al metal

    • Productividad y rentabilidad: La característica principal de este tipo de recubrimientos, es que, al simplificar la aplicación eliminando una capa del proceso, se facilita una reducción en el tiempo de trabajo (preparación de la mezcla, aplicación, limpieza de equipos y herramientas) y en el coste de mano de obra y almacenaje (rentabilidad). Con una capa menos de aplicación, podemos obtener prestaciones acordes al objetivo del proyecto.

    • Resistencia a la corrosión: al tratarse de una pintura de aplicación directa sobre el soporte, se tiende a pensar que este tipo de recubrimientos no serán la mejor solución para superficies que requieran de una excelente resistencia frente a la corrosión. Si bien esto puede ser cierto en condiciones extremas de alta corrosión, un revestimiento DTM de alta calidad puede proporcionar protección y garantía contra la corrosión en condiciones ambientales severas.

    • Sostenibilidad: desde una perspectiva de sostenibilidad, al emplear una menor cantidad de tiempo de trabajo y aplicación de producto, se producen menos emisiones de compuestos orgánicos volátiles (VOC) y disolventes, así como un menor uso de desechables.

    • Buena adherencia: Su capacidad para adherirse firmemente a las superficies metálicas garantiza una protección duradera y un gran acabado estético. No obstante, no debemos considerar todos los metales como un único sustrato con cualidades uniformes, existiendo pinturas específicas para diferentes tipos de metal.

    • Mantenimiento y vida útil: gracias a sus excelentes prestaciones y comportamiento, estas pinturas requieren un mantenimiento mínimo, alargando la vida útil de la superficie. Además, en el caso de tener que realizar un mantenimiento del soporte, se emplearía únicamente un proceso, por lo que seguiríamos obteniendo una alta productividad.

    En definitiva, las pinturas DTM nos permiten obtener un atractivo estético y duradero de la superficie, al mismo tiempo que ahorramos tiempo y recursos.

    Tipos de pinturas DTM

    Como ocurre con otros tipos de recubrimientos en base a su tecnología, distinguimos entre pinturas DTM de base disolvente, o bien, de base agua o hidrosoluble.

    Así mismo, dentro de cada uno de estos grupos existen pinturas DTM 1K (de un solo componente), y pinturas DTM 2K (esmalte + catalizador). Cómo es lógico, los recubrimientos 1K simplifican aún más el proceso de preparación de la pintura, ya que no será necesario incluir el endurecedor en la mezcla. Por contra, la calidad final de acabado puede ofrecer menos prestaciones.

    ¿Cómo elegir el tipo de recubrimiento DTM idóneo?

    La elección de un tipo de pintura u otra dependerá del contexto, localización de la superficie, o la finalidad de la aplicación, entre diversos factores.

    • Tipo de Metal: algunas pinturas DTM están formuladas específicamente para ciertos metales. Debernos fijarnos en la ficha técnica del producto, para comprobar la correcta compatibilidad entre pintura y tipo de soporte metálico.

    • Condiciones Ambientales: el contraste entre las exigencias de los revestimientos DTM y los sistemas de imprimación/acabado es más evidente cuando se busca un correcto equilibrio entre la resistencia a la corrosión y la durabilidad UV. Los sistemas de dos capas pueden depender de su correcta compatibilidad y comportamiento. El revestimiento DTM, en este sentido, garantiza resultados desde un inicio.

    • Acabado estético: una pintura de aplicación directa debe conseguir un aspecto satisfactorio sin la ayuda de una capa de imprimación que facilite el anclaje y nivelación de la superficie. Por esta razón, contar con un sistema tintométrico que permita combinar diferentes colores y calidades de revestimientos DTM, puede ser un factor decisivo a la hora de decantarse por un tipo de recubrimiento concreto.

    Pinturas y sistemas DTM 1C

    En BESA contamos con diversos recubrimientos de adherencia directa al metal de un solo componente:

    Algunos de estos esmaltes se encuentran a su vez integrados dentro de sistemas directos de pintado sobre metal, desarrollados por BESA :

    • C-05 - SISTEMA MONOCAPA 1C
      • Se trata de un sistema directo de pintado orientado a sectores como la maquinaria agrícola y obras públicas, elevación, estructuras metálicas, contenedores, etc. Integra el esmalte monocapa URKI-RAPID 70, y ofrece buena nivelación, rapidez de secado y adherencia directa sobre acero. El Sistema presenta una resistencia a Niebla Salina de 150 horas s/ UNE EN ISO 9227:2007. Cuando sea necesaria una mayor resistencia, es aconsejable emplear de forma conjunta la imprimación F-862 o F-29.

    • C-10 - SISTEMA MONOCAPA ANTICORROSIVO 1C
      • Un sistema que cumple los requisitos de la categoría C3 BAJA según la norma UNE EN ISO 12944-2, y que ha sido certificado por un laboratorio externo homologado (requiere preparación con acero granallado Sa 2½). Este sistema alcanza una resistencia a niebla salina de hasta 300 horas.

    Pinturas y sistemas DTM 2C

    Destacan por su dureza, elasticidad y altas prestaciones antioxidantes y anticorrosivas.

    Algunos ejemplos de sistemas directos de pintado sobre metal de 2 componentes:

    • C-15 - SISTEMA MONOCAPA PUR 2C UNIVERSAL
      • Este sistema aporta un acabado tanto brillante como satinado, no amarilleante y con una buena resistencia físico-química y adherencia directa sobre una amplia variedad de soportes, en especial, sobre cerramientos de chapa prelacada. Este sistema presenta una resistencia a Niebla Salina de 200 horas s/ UNE EN ISO 9227:2007.
    • C-20 - SISTEMA MONOCAPA ANTICORROSIVO UHS PUR 2C
      • Sistema catalogado una categoría de corrosividad C3 Medio según UNE EN ISO 12944-2. Sistema versátil y ultra altos sólidos orientado para el pintado de maquinaria, silos, vehículos industriales, etc. Ofrece una gran elasticidad y cuerpo, y una buena resistencia a la oxidación sin necesidad de imprimación. Este sistema cumple con la normativa vigente referente al repintado de vehículos.

    Consejos de aplicación de recubrimiento DTM

    Una de los primeras aspectos a tener a tener en cuenta en procesos de aplicación DTM, será que, al aplicarse una única capa de acabado, debemos cerciorarnos de realizar una correcta limpieza y preparación de la superficie en base a las indicaciones de la ficha técnica del producto o del sistema de pintado empleado. Procederemos con la limpieza del soporte, cepillado o incluso el granallado de la misma, como así se indique.

    Si no contamos con la adherencia y el anclaje correcto, el resto del proceso puede verse comprometido en forma de diferentes defectos de pintado.

    En cuanto al equipo de aplicación a emplear, a pesar de que muchas de estas pinturas pueden ser aplicadas con brocha o rodillo, al tratarse de soportes metálicos, la pulverización mediante el uso de equipos airless, equipos mixtos o equipos aerográficos es la opción más recomendable con el fin de obtener una superficie regular y homogénea.

    Es importante también tener en cuenta la técnica de aplicación o el espesor de capa. El espesor puede afectar significativamente al revestimiento resultante, ya que por ejemplo, un espesor insuficiente puede dar lugar a que el metal quede expuesto.

    Así mismo, las condiciones y contexto de aplicación, como la temperatura, humedad y/o ventilación, juegan un papel clave, por lo que debemos tenerlas en cuenta si queremos obtener un resultado final satisfactorio.

    Conclusión

    La eficiencia, durabilidad y versatilidad de las pinturas de aplicación directa sobre metales como hierro, acero o galvanizado, las convierten en una perfecta opción para diferentes tipos de industrias y superficies. Conocer en qué consisten, ventajas que aportan y consejos de uso nos ayudará a tomar las mejores decisiones con el fin de garantizar resultados de alta calidad que perduren en el tiempo.